Búscanos en www.noticiasenpuebla.com y mensaje a noticiasenpuebla@gmail.com, noticiaspuebla1@hotmail.com o juliomartinez@noticiasenpuebla.com‏

Nos pasamos a www.noticiasenpuebla.com o www.noticiaspuebla.com.mx Informes al 22 22 77 94 77

José María Pumarino…un mundo raro

Un mundo raro
 José María Pumarino

Más artículos…

José María Pumarino es autor de los libros: Ahora o Nunca (PNL, editorial SELECTOR), Si de Monos se Trata (Dibujo Humorístico, editorial TRILLAS) y de las novelas Por Una Mujer (Editorial Versus), El Error de Dios (Editorial TINTALIBRE) y de Ángeles Guardianes S. A. (Novela próxima a publicarse). También es Director General de Poder Ciudadano MX y CEO de Plataforma de Soluciones Creativas S. A. de C. V.
      @jmpumarino     /     www.psolucionesc.com
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

En más de una ocasión les he compartido mi frustración por darme cuenta que, como sociedad, estamos tan mal que hacer lo correcto es ir contracorriente…  lo cual es entendible (no por eso aceptable), debido a que el esquema bajo el cual se ha estructurado nuestro sistema, tanto político como económico, es un criadero de quimeras sociales, alimentadas todas, con grandes porciones de desigualdad.

Hoy en día, nuestra estructura social  es similar a una vieja y compleja instalación eléctrica, misma que ha ido creciendo conforme a las exigencias de las necesidades inmediatas, pero sin orden, sin planeación y sobre vicios de nacimiento muy arraigados, sólo para ir cubriendo lo urgente, sin pensar ni planear sobre lo importante. Lo peor es que es un desperdicio, pues contamos con materiales de primera, pero siempre se le ha encargado la chamba a pésimos “electricistas”

Dentro de esta arcaica e intricada  instalación, como en cualquiera de su tipo, existe una pieza fundamental  insertada estratégicamente, tanto para que la estructura funcione como para protección de muchas otras piezas involucradas, esta es… el fusible.

En el momento que la “instalación” sufre una “descarga”, la pieza que primero vale madres es, precisamente, el fusible. Gracias a esto, se protege al resto de la red de cualquier daño que dicha descarga podría haber causado. Si bien es cierto que cuando esto sucede toda la instalación deja de funcionar, tan sólo es necesario cambiar el fusible por otro y listo, todo trabaja nuevamente como si no hubiera pasado nada. Mientas tanto, el fusible chamuscado se va a la basura, ni quien se acuerde que él, a pesar de que gracias a su sacrifico (impuesto por el simple hecho de haber nacido fusible) la luz sigue brillando para todos.

Y gracias a este esquema, gozamos hoy en día con una muy buena luminaria tanto en la fachada como en las habitaciones principales de la casa, inclusive, contamos con el foco más potente del mundo, por lo que muchos de nuestros vecinos nos ven y nos ven muy bien, pero, al mismo tiempo, las habitaciones del fondo, de quienes trabajan para mantener la casa, están en claroscuro o de plano en la oscuridad total, pero eso sí, en el desván tenemos bien guardaditos y a la mano, más de 50 millones de fusibles, para garantizar que todo siga funcionando tal cual.

Esta maraña de intereses y conectes también es un caldo de cultivo para los cortos circuitos, electrocutados y diablos gandayas que se cuelgan de la instalación  para robarnos la luz, sin poner un peso. De ahí, que para conveniencia del “sistema”,  los más fuertes siguen siendo los más fuertes y los más débiles los más débiles.

Nuestro problema social es de fondo más que de forma, porque (ya dejando a un lado la metáfora “eléctrica”) si en este momento le quitaran todo su dinero al personaje más rico del mundo y lo repartieran en partes iguales entre todos los pobres, por causa y efecto de nuestro sistema, no tardaría mucho en que ese dinero se escapara de las manos de los más necesitados, sólo para regresar al bolsillo de donde salió.

La fuerza de cualquier estructura (incluyendo la social) está basada en la fuerza de su parte más débil… Desde esa óptica, tenemos un país poderoso pero socialmente muy debilitado, debido a la enorme desigualdad que prevalece.

Lo más seguro, para todos y en todos los sentidos, es tener una sociedad fuerte, de lo contrario, de continuar así, permanecerá latente el peligro de un descontento popular generalizado  que, necesitará de tan solo una chispa, de un pequeño corto circuito, para explotar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 21 de junio de 2012 por en Noticias y política.

CHECA MÁS NOTAS AQUÍ….

junio 2012
D L M X J V S
« May   Jul »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
A %d blogueros les gusta esto: