Búscanos en www.noticiasenpuebla.com y mensaje a noticiasenpuebla@gmail.com, noticiaspuebla1@hotmail.com o juliomartinez@noticiasenpuebla.com‏

Nos pasamos a www.noticiasenpuebla.com o www.noticiaspuebla.com.mx Informes al 22 22 77 94 77

AGRESIONES Y SALIDAS DEFINITIVAS: Darío Botero Pérez

 

CONTENIDO

 

1/9       Amenaza auténtica y documentada en libros “sagrados”. 1

2/9       Defensa de la sociedad civil 2

3/9       Energía mortal 5

4/9       Divisas basura para basuras. 7

5/9       Entuertos para Quijotes. 10

6/9       Dogmas castradores. 11

7/9       Ocupaciones tolerables. 13

8/9       Protagonistas del hoy. 14

9/9       ANEXOS. 15

 

1/9     Amenaza auténtica y documentada en libros “sagrados”

No hay dudas, pues la Biblia lo enfatiza insistentemente, de que el propósito real y persistente de quienes posan de amos del Mundo, al menos desde que Moisés sacó a los israelitas de Egipto y les escribió su Pentateuco, es contribuir al Apocalípsis.

 

Y ahora todas las condiciones están dadas para que lo desaten, en caso de que las generaciones actuales seamos inferiores a la gran misión que nos ha trazado el destino.

 

El reto, para cumplir la misión que nos corresponde asumir para garantizar la continuidad de la Vida en estos momentos antropológicos específicos, es reivindicar la diversidad genética, cultural y ambiental, protegiéndola, fomentándola y reconociendo su superioridad respecto a las obsesiones ideológicas que se atribuyen el derecho a destruirla.

 

Entre semejantes apreciaciones enfermizas de la realidad y la dignidad de la Vida, se destacan las de carácter religioso, en particular las de los sionistas empeñados en desatar una guerra nuclear.

 

Con ésta complementarían la enorme ofensiva neoliberal de carácter global, manifestada en el despojo acelerado y exagerado a las mayorías de sus conquistas sociales, que costaron años de luchas sociales no exentas de violencia, dolor y sangre.

 

No obstante, ahora se ven condenadas a años de miseria para que paguen lo que se han robado los potentados y sus siervos de cuello blanco en todos los países.

 

Pero los banqueros y los políticos culpables siguen impunes, disfrutando de mayores privilegios a medida que la situación de las mayorías se deteriora y los hogares se destruyen.

 

También se manifiesta la agonía de las sociedades piramidales que habrán de morir con el Neoliberalismo, en la acelerada destrucción de la biosfera por grandes corporaciones multinacionales depredadoras.  Mediante el ecocidio acaban de agravar y perpetuar las cada vez peores condiciones de vida para sus víctimas.

 

Desde luego, tales calamidades no obedecen a un designio divino sino a la perversidad de los bandidos que estamos en mora de juzgar, condenar y desempoderar definitivamente.

 

 

Y en semejantes planes apocalípticos, a los sionistas pertinaces, cínicos e irreductibles seguidores del Talmud, o “moral sionista”, les hacen el juego los islámicos, quienes no dejan de ser preocupantes, sobre todo cuando insisten en imponer su Sharia o “moral musulmana” como norma de vida para las sociedades laicas.  O, si no la aceptan, acuden a la Yihad o “guerra santa”.

 

Su control de la población, en las teocracias medievales y absolutamente anacrónicas que sostienen, es lamentable, de modo que exige una denuncia constante para apoyar a los habitantes obligados a respetar unas reglas de comportamiento que les impiden ejercer sus derechos y vivir como personas libres y soberanas.

La posición del cristianismo, que maneja similares convicciones, es más moderada, quizás porque sus guerras religiosas pasaron hace 500 años; y ya gastó sus aventuras invasoras.  Las iniciaron hace casi mil años, con las Cruzadas, y las prolongaron con la Conquista hasta hace cerca de cien años, cuando Cuba y Filipinas consiguieron su independencia con la tutela interesada de USA.

 

Evidentemente, cualquier pretensión hegemónica de una ideología religiosa o política o filosófica, constituye un atropello global contra los Derechos Humanos que no podemos tolerar, por muy convencidos que estén los fundamentalistas fanáticos e irracionales de que su obligación con la causa de sus delirios estaría muy por encima de las opiniones humanas, de modo que tendrían derecho a arrasar con los herejes que no respetan la ideología verdadera.

 

 

2/9     Defensa de la sociedad civil

Casos como el de Egipto, donde la victoria popular de claro sabor democrático termina enajenada por enemigos declarados de esos valores que motivaron la lucha espontánea, masiva y radical que dio al traste con la dictadura, exigen impulsar una forma de gobierno que rompa con los esquemas de la democracia representativa, y la remplacen con la democracia directa.

 

Si no reaccionan con contundencia y lucidez -exigiendo el respeto a sus derechos intrínsecos que la civilización actual reivindica como inalienables y están reconocidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos-, bajo el gobierno de los “Hermanos Musulmanes” corren el riesgo de caer en un régimen más retrógrado y represivo que el de Hosni Mubarak.

 

El camino ya está trazado por los tunecinos y los mismos egipcios. Fue seguido por los libios y sigue inspirando a todos los pueblos que han entendido que la “primavera árabe” incendiada por la auto inmolación del tunecino Mohamed Bouazizi el 17 de diciembre de 2010, marcó la señal global que guía la acción libertaria para las mayorías mansas, lúcidas, decididas a conquistar su soberanía individual y ajenas a los sicópatas codiciosos que nos tienen al borde de la extinción.

 

Por eso, ese camino hay que consolidarlo. No es otro que la expresión multitudinaria de la voluntad popular definiendo las guías de convivencia colectiva en términos de igualdad, justicia y bienestar.

 

Para nada se requieren los poderes legislativo, ejecutivo y judicial, ni los partidos que adocenan a sus militantes para ponerlos al servicio de los jerarcas de la colectividad y satisfacer sus obsesiones mesiánicas individuales, o, más elemental, sus intereses personales.

 

Perfectamente, semejantes instituciones tan artificiosas, pero realmente ingeniosas en su momento como mecanismos para remplazar el despotismo monárquico, se pueden superar con el ejercicio de la verdadera democracia, en la cual cada ciudadano puede intervenir en los asuntos que le interesen, y nadie tiene derecho a suplantarlo.

 

La consecuencia social será el establecimiento de normas estables y claras que ningún cuerpo de representantes podrá manipular a su conveniencia, pues serán convenidas multitudinariamente a través de un proceso de decantación que satisfaga y exprese la real voluntad de las mayorías y respete los derechos individuales de todos y cada uno de los miembros del colectivo social.

 

Definidas las normas de convivencia, con los derechos y deberes que a todos competen, habrán de crearse o rediseñarse las instituciones que, en reconocimiento de esos derechos y acatamiento de esas normas, estarán al servicio de las personas, prestándoles servicios o proveyéndolas de bienes de consumo, y cuyo funcionamiento habrá de ser óptimo y estará controlado por todos sus usuarios o clientes, según el caso, hasta la extensión social que alcancen a irradiar dichas instituciones.

 

O sea, los asuntos públicos deben ser resueltos por todos los afectados e interesados, respetando su ámbito, y estableciéndolo claramente para evitar malos entendidos.

 

En consecuencia, uno no tiene derecho a meterse en asuntos que le son ajenos, como los que le corresponde definir a los habitantes una localidad cualquiera a la cual uno no pertenece; pero tiene todo el derecho a intervenir en los que lo afectan, como los que son de ámbito nacional o hasta mundial; entre éstos, los ambientales.

 

Éstos, en particular, no pueden dejarse exclusivamente en manos de las comunidades locales -aunque son las más comprometidas para protegerlos o destruirlos- como pretenden los inversores para corromper a los menos comprometidos en la defensa de su entorno, con sobornos y prebendas.

 

La razón para no reconocerles una exclusividad que algunos reclaman, es que los efectos de la depredación deliberada de la biosfera nos afectan a todos, y no sólo a humanos.  Pero los humanos, a diferencia de otras victimas, podemos intervenir y pronunciarnos.

 

Al efecto es diciente esta cita del anexo “Luismi Uharte-Capital corporativo”: “A día de hoy el movimiento indígena, otrora vanguardia de la resistencia, está desactivado tras la compra de sus líderes y la entrega de cheques mensuales por parte de la empresa, como confirma el Consejo Indigena Misionario. También han comprado a algunos líderes de barrios pobres, pero fundamentalmente ha invertido en la financiación de las fuerzas de seguridad. Las calles de Altamira están plagadas de camionetas nuevas de la policía con el logo de la corporación Norte Energia, ofreciendo una imagen muy agresiva y explícita del poder del capital.”

 

Por eso no es totalmente cierto que  “El consentimiento previo, libre e informado es el estándar aplicable en el proceso de desarrollo que afecte a los pueblos indígenas”, como se afirma en el valioso anexo “por la MADRE TIERRA y por las MADRES QUE LLORAN…”

Aprovecho para agregar una denuncia de otra agresión en Colombia, entre tantas, pues la ofensiva es múltiple y abundante contra todos los países donde encuentren vendepatrias dispuestos; y lo difícil es hallar alguno donde no existan.

Considerando la situación real de abandono y la necesidad de sobrevivir que afronta todo ser humano, los perpetradores fácilmente terminaran cooptando o corrompiendo a los empobrecidos chocoanos, miserables en el paraíso.  Ver anexo “CHOCO y la Condoto Platinum Limited ‘CPL’”

 

Por su parte, las corporaciones multinacionales ecocidas se presentan como empresas económicas rentables y hasta convenientes para las poblaciones autóctonas, que se beneficiarían con trabajos temporales mientras los recursos naturales no se agoten.

 

Desgraciadamente, su actividad es eminentemente saqueadora y depredadora, y jamás podría cubrir sus costos verdaderos.

 

Por eso, la operación de semejantes enemigas de la biosfera no es un asunto que sólo le incumbe a las poblaciones del área de influencia, pues dicha área es el mundo entero, de modo que todos tenemos derecho a opinar sobre la ofensiva en marcha por destruir la biosfera aceleradamente.

 

Es irremplazable y a todos nos afecta, así no lo entendamos o no nos demos cuenta por el embrutecimiento al que nos someten quienes se esmeran en destruirla y disfrazan su crimen como humilde o pedestre codicia, aprovechando los dogmas neoliberales que aplauden cualquier actividad que enriquezca a los empresarios… así sea tan mortal y antieconómica.

 

 

3/9     Energía mortal

La reconversión socio-económica y antropológico-productivo-creativa que surja de la revolución científica y, en particular, de la energética inspirada en los aportes de Nikola Tesla, implica el rechazo a las fuentes de energía sucias, como el carbón, el petróleo, el gas, los agro combustibles y el átomo, sin desconocer que las hidroeléctricas fácilmente también caen en la categoría de intolerables por sus inmensos daños ambientales, sobre todo las de dimensiones gigantescas y las que inundan las cabeceras de las cuencas.

 

Todas esas fuentes energéticas producen los combustibles de la muerte que están acabando aceleradamente con la biosfera.

 

En cuanto al petróleo, las numerosas plataformas oceánicas representan una amenaza inminente para las aguas marinas tanto como para los pantanos y manglares en que la Vida se reproduce.  Igualmente, las torres de extracción instaladas en tierra firme causan constantes derrames -ya sea en el pozo mismo o en el trayecto de los oleoductos o por los accidentes de los camiones cisterna, entre tantas eventualidades más- que envenenan las aguas dulces y potables, sin contemplaciones y sin tregua, mientras destruyen inmensos territorios que podrían seguir sustentando la Vida, como lo han hecho tradicionalmente hasta que la depredación energética empieza y la extingue.

 

Evidentemente será cada vez más común el caso de la BP, contaminando deliberadamente el golfo de México con la complacencia del farsante, o la impotencia del títere, Barak Obama -desde abril de 2010, aunque lo oculten tratando de que creamos que ya lo resolvieron-, en particular las costas y los sagrarios ecológicos de Luisiana.

 

De la misma determinación criminal disfrazada de negocio, que arrasa con la Naturaleza a un costo infinito que pagan la Humanidad, la biosfera y la Vida, hace parte el derrame en el río Pamplonita, en Santander, Colombia, causado por una ruptura del oleoducto, y que ECOPETROL no está dispuesto a remediar porque disminuiría su extraordinaria tasa de ganancias.

 

A propósito de este monopolio público que están privatizando y ya inscribieron en la bolsa de Nueva York, sus atractivas utilidades son obtenidas con trampas y abusos sin cuento contra la población y el medio ambiente.

 

Así lo demuestra la mala calidad del combustible con que envenena a los habitantes de Medellín, mientras las autoridades les achacan las afecciones de las vías respiratorias al hábito de fumar, así los enfermos no fumen y sea claro que sus afecciones provienen de la pésima calidad del aire que respiran.

 

Lamentablemente, tales “accidentes” son cada vez más frecuentes. No dejan de presentarse en todo el Mundo, y cada vez serán peores, inclusive si desde ya iniciamos el desmantelamiento de las plataformas de extracción de una manera inteligente y deliberada, buscando reducir el nivel del inevitable daño, lo cual cada día se vuelve más urgente, aunque la prioridad entre las amenazas que nos agobian sigue siendo evitar la guerra que obsesiona al sionismo.

 

 

El horroroso caso del estado de Colorado destruido mediante las explotaciones de gas, o la ya vieja destrucción de las praderas donde pastaban millones de bisontes, cuya extinción y las pavorosas consecuencias ambientales fueron oportunamente advertidas por el gran jefe seattle al codicioso e irracional jefe de los blancos, son otros resultados de esa criminal forma de explotación de los recursos no renovables, cuyos efectos sobre el Medio Ambiente, la salud y la Vida son evidentes aunque las corporaciones los nieguen y continúen adelantando y justificando sus ecocidios.

 

La estrategia apocalíptica se presenta como vulgar codicia, como mero deseo de elevar el PIB para salir de la “recesión”, según prefieren llamar la crisis definitiva del consumismo practicado por las sociedades piramidales que nos agobian a nombre de todas las ideologías.

 

Desde luego, la catástrofe ambiental se agravará hasta límites insostenibles si no impedimos que la depredación de la biosfera -tanto la planeada como la que está en curso con la complacencia de los vendepatrias- se consolide, pues su existencia es irremplazable y definitiva para el sostenimiento de la Vida en la Tierra.

 

Saben los potentados, en su mediocridad que todo lo tasa en dinero, que el argumento de la ganancia financiera es apto para deslumbrar y callar ambiciosos sin escrúpulos que, igual que sus amos, dan hasta la vida por el llamado estiércol del demonio, así éste no valga nada, pues se trata de meros papeles emitidos por monopolios financieros sin ninguna responsabilidad social.

 

(Ver anexo  del G-20: la última oportunidad del G-7 y la primera del BRIC: “El verdadero desorden mundial se centra en el tsunami financiero que creó la dupla anglosajona, y cuyo símbolo inequívoco de poder lo constituye el dolarcentrismo, con la paradoja trágica de contar con un dólar sin valor económico intrínseco, pero todavía muy funcional debido a la ominosa ausencia de divisas competitivas”.

“El nuevo orden mundial ya asentó sus reales multipolares en los ámbitos geoestratégico y geoeconómico, pero falta por definir el destino de las geofinanzas.
¿Qué tanto estarán dispuestos Estados Unidos y Gran Bretaña a ceder su hegemonía financiera, al riesgo de llevar al mundo a una hecatombe sin paralelo?
Las finanzas especulativas anglosajonas –con todo su sistema bancario, contable, de seguros, de regulación y de calificadoras– se convirtieron en un cáncer intratable cuya metástasis empieza a carcomer a la socioeconomía y a la sicopolítica del mundo”.

Esta reunión se celebró en abril, y ya en junio 18 y 19 está habiendo otra en México, que tiene feliz a Felipe Calderón, lo cual comprueba el desespero en que se hallan los caducos, conscientes de su agonía pero resueltos a evitarla o a arrastrarnos a todos a la muerte).

 

 

4/9     Divisas basura para basuras

Además, es necesario insistir en que el dinero actual de curso legal, para acabar de ajustar la farsa mortal, ya no es oro ni plata ni piedras preciosas.

 

Las llamadas “divisas” no son más que papeles sin valor o títulos basura que en cualquier  momento habrán de ser rechazados por los mercados y que Ben Bernanke multiplica a su gusto, pues basta poner las impresoras a trabajar para que el dinero en circulación aumente.

 

Es obvio que esta práctica constituye una estafa para los acreedores de USA, particularmente para China que les ha suministrado mercancías en los últimos años cumpliendo el papel de proveedor que le asignó Peter Drucker a los países dependientes o neocolonias de nuevo cuño, en su visión estratégica del Mundo piramidal eternizado por el Neoliberalismo.

 

Igualmente estafan a los vendepatrias, actualmente dedicados a entregar las riquezas de las naciones a cambio de esas divisas con valor negativo que empobrecen a quien las reciba. Dejan los países sin sus recursos naturales a cambio de un equivalente que realmente no vale nada, pues es un papel basura, como lo iba a confirmar Dominique Strauss-Kahn en 2011, lo cual le valió caer en desgracia.

 

Hasta ahora, pero ya no más, semejante embeleco ha impedido que la mezquindad sea vencida por la razón, aunque ésta nos indica que con dinero, aún con el que tiene verdadero valor intrínseco como el oro, es muy poco lo que se puede recuperar de los destrozos causados a la Naturaleza.

 

Esa mezquindad es típica de los mediocres codiciosos que acaparan la riqueza a partir de su monopolio del sector financiero, que han privatizado siguiendo el ejemplo de la FED, ahora replicado en Europa con el BCE, controlado por banqueros sionistas al margen de cualquier autoridad que pueda reputarse de legítima.

 

Cuando les conviene, no tienen inconveniente en emitir divisas basura, pues nada ni nadie tiene el poder de impedírselo.  ¡Ya lo hizo Ben Bernanke con toda la frescura del mundo, trazándoles el camino!

 

Pero prefieren reducir la capacidad de compra de la población para sitiarla por hambre,  sometida a la desastrosa política de los potentados.  Por eso la ponen a que pague los desastres financieros, mientras quienes los causan siguen disfrutando de prestigio y privilegios, y hasta influyendo en las políticas que están acabando con todo.

 

A la miseria para las mayorías, representada por el endeudamiento, también contribuyen decisivamente las agencias calificadoras de riesgo al elevar los intereses que han de pagar los bonos de baja calificación. Desde luego, tales agencias también son de propiedad privada, pues el Neoliberalismo exige que todo se privatice, como ya es obvio.

 

Elevan el déficit público así la deuda sea emitida por particulares, como los bancos españoles o los usanos, pues los particulares se han acostumbrado a que los estados cubran sus quiebras mientras les garantizan la conservación o mantenimiento de sus privilegios.

 

Desde luego, acá “particulares” sólo se refiere a los potentados, pues en el capitalismo y sus degeneraciones consumistas y jerárquicas que posan de revolucionarias, los ciudadanos comunes y corrientes, en vez de particulares pueden considerarse esclavos de éstos. De ahí que las mayorías jamás puedan aspirar a poseer verdaderos poder y riqueza.

 

Mediante sus maniobras, los amos de las finanzas se apoderan de la dirección de la economía, llegando al punto de frenar la producción, dejando a la población sin empleo y sin ingresos, despojada de sus hogares y sometida a pagar lo que se han robado los políticos, sus amigos y los banqueros.

 

Estos sicópatas inescrupulosos dirigen el Mundo sufriendo la envidia de quienes comparten sus ruines valores neoliberales y están resueltos a sacrificar sus vidas (o, mejor, las de sus hijos) para defender las de los amos y asegurar que puedan seguir saqueando pueblos impunemente.

 

Semejantes crímenes se justifican como expresión del sagrado derecho a la propiedad monopólica, que arrasa con cualquier propiedad privada de ciudadanos sin poder (o desempoderados) para entregarles todo a los potentados depredadores.

 

O sea, los grandes  monopolios constituidos por las corporaciones transnacionales les niegan a las mayorías el ejercicio personal de ese seductor derecho a la propiedad individual, de modo que la legislación impide medidas tan elementales, equitativas y favorables como la tributación creciente y directa sobre la renta y el patrimonio.

 

Prefiere la desigual estructura tributaria fundada en el impuesto al valor agregado (IVA), que a todos los trata como si su capacidad contributiva fuese igual, mientras reduce o elimina los impuestos directos que, en una sociedad decente, deberían pagar los potentados y todos los propietarios y rentistas, con el propósito de evitar que la brecha social crezca.

 

Desgraciadamente, ésta no deja de ampliarse aceleradamente, para desazón de los despojados y complacencia de sus despojadores, desde que el actor que representó, con asombrosa propiedad, el papel de presidente de USA, tras haberlo hecho como mediocre pistolero en Hollywood, aceptó declarar la “desregulación” que le exigieron los potentados para apropiarse los monopolios públicos y hacer toda clase de negociados sin trabas legales y pisoteando las advertencias del capitalismo clásico o de la “economía política”.

 

Mediante tan hábil recurso, han logrado despojar a los ciudadanos de las conquistas sociales obtenidas tras décadas de lucha obrera  y ciudadana por mejorar las condiciones de vida para amplias capas de la población, y que en Europa llegaron a conocerse como Estado de Bienestar.

 

Lo que ha logrado el Neoliberalismo en unos 50 años es reducir a los ciudadanos a su mínima expresión, desposeyéndolos, sitiándolos por hambre y sumiéndolos en la miseria, la enfermedad, el fanatismo y la ignorancia.

 

De hecho, ese cuestionado derecho a la propiedad privada de los medios de producción, que con tanta lucidez analizó Carlos Marx, está reservado para oligarquías que ya no estamos dispuestos a soportar durante más tiempo, pues su ineptitud para resolver los problemas que han creado es patética, mortal e intolerable.

 

Y, si siguen dirigiendo el Mundo, es poco el futuro que nos espera, a nos ser el de esclavos al servicio de los potentados, en caso de que queden sobrevivientes después de la guerra y demás agresiones monumentales a la biosfera y la Vida, que son las “soluciones” ofrecidas por los plutócratas decrépitos y que sus lacayos no dejan de aplaudir ni de aplicar.

 

Se trata de enemigos declarados de todos los decentes y de todo lo digno; aliados con los desvergonzados parásitos vendepatrias que, a pesar de sus grandes ambiciones, carecen de capacidad creativa y productiva pero son muy hábiles para la estafa.

 

De ahí que la gran esperanza de estos miserables para adquirir fortuna sea a través de las comisiones y negociados que les faciliten sus amos, después de que les ceden la explotación de los recursos naturales para que los conviertan en basuras mientras destruyen nichos de vida irremplazables, lo cual significa la ruina para quienes sí son creativos y productivos pero no han cultivado lazos con los sicópatas.

 

Mediante tales ofensivas contra la Naturaleza y las poblaciones ancestrales, empobrecen a comunidades precapitalistas que han sido exitosas durante siglos y hasta milenios.  Las convierten en despojados y desplazados cuya cultura se pierde en las favelas de las ciudades, con efectos perniciosos contra la sociedad, la Humanidad y la Vida.

 

 

5/9     Entuertos para Quijotes

Retornando a las catástrofes ambientales deliberadas, capaces de causar el fin del Mundo pero disfrazadas de codicia, algo similar a la explotación suicida del petróleo ocurre con la energía nuclear que tanto ha golpeado al Japón, hasta el punto de que el sufrimiento de la población -víctima de dos bombas atómicas lanzadas por el gobierno asesino de Harry S. Truman en 1945, y de la catástrofe de un complejo de plantas atómicas en Fukushima, en 2011- los ha llevado, como a los alemanes, a rechazar definitivamente esa peligrosa y letal forma de producir energía eléctrica.

 

Mientras tanto, Ahmadineyad y otros farsantes con máscaras antiimperialistas insisten en la vía suicida, arguyendo su derecho a producir energía eléctrica mediante esa letal fuente, cuyos efectos radiactivos son inevitables y duran demasiado.  De esta forma les proporcionan pretextos a los sionistas, que poseen bombas atómicas reales y no las precarias que le atribuyen a Irán para insistir en su solución bélica definitiva.

 

Es claro y evidente que los enemigos comunes están desesperados por desatar la guerra mundial mientras

ñ insisten en extraer toda clase de minerales de las entrañas de la Tierra;

ñ siguen experimentando con pestes aptas para despoblar el planeta;

ñ continúan su frenética extinción de especies;

ñ no dejan de diseminar venenos químicos en la atmósfera con las estelas químicas o “chemtrails”;

ñ continúan causando catástrofes ambientales, atribuidas ladinamente al “cambio climático”, como tormentas, inundaciones y sequías mediante el proyecto HAARP; éste también les sirve para inducir idiotismo colectivo mediante sus ondas de baja intensidad dirigidas a poblaciones específicas;

ñ se esmeran por envenenar las escasas fuentes de agua potable, así sean subterráneas o se trate de páramos o de glaciares;

ñ destruyen tierras fértiles a ritmo demencial, sustrayéndolas de la producción de alimentos para sembrar agro combustibles, cuando no es que las dinamitan para extraer minerales o para construir supercarreteras o túneles; o las inundan superficialmente, para construir represas gigantescas; o interiormente, para extraerles el gas o el petróleo residuales, causando daños inmensos;

ñ evitan desarrollar las fuentes de energía limpia, arguyendo que son muy costosas, lo cual  constituye una excusa ridícula porque es lo normal cuando los niveles de producción no han alcanzado los volúmenes suficientes para beneficiarse de las economías de escala que los hagan rentables.

 

6/9     Dogmas castradores

La crisis total del sistema exige muchos cambios, incluyendo la crítica a y la superación de los dogmas impuestos por el absurdo Neoliberalismo que está dedicado a convertir el Mundo en un basurero.  Lo consigue al deslumbrarnos con la patética visión de desarrollo plasmada en un consumismo detestable y ruin, cuyo resultado es absolutamente nocivo para la Naturaleza, mortal para la Vida y denigrante para la Humanidad.

 

Tan nociva doctrina antieconómica y ruinosa se basa en los delirios de la sionista atea Ayn Rand, quien pisotea las teorías económicas de carácter científico y filosófico que permitirían entender la dinámica de la creación de la riqueza a fin de establecer medidas acertadas susceptibles de favorecer a todos los miembros de la especie.

 

El capitalismo, en general, aduce una presunta superioridad productiva respecto a las economías tradicionales, desconociendo olímpicamente que éstas han probado durante miles de años su capacidad de desarrollarse en armonía con la Naturaleza.

 

No obstante, la crítica marxista también parece haberlas descalificado sin atenuantes y definitivamente, según los dogmáticos cientifistas o marxólogos.

 

Los teóricos de ambas escuelas, tanto la capitalista como la “socialista”,  confunden las relaciones sociales de producción que despojan a los productores directos del control de las fuerzas productivas, con los métodos de producción empleados en las sociedades precapitalistas y cuya baja productividad constituye el secreto de su permanencia en vez del motivo para repudiarlos.

 

Por su lado, el Neoliberalismo en particular -aupado por la delirante novelista Ayn Rand, justificado por el teórico Milton Friedman, y prevalido de su poder colonial impuesto a través del Consenso de Washington-, niega cualquier aporte sensato de los grandes economistas, como David Ricardo, Adam Smith y Carlos Marx, que se esforzaron por presentar el capitalismo como un sistema económico admisible y respetable, en vez de considerarlo el saqueo organizado de las mayorías por los potentados que no han querido posar como ladrones al enriquecerse por cuenta de los productores directos.

 

Semejantes teorías pretenden negar las economías sustentables de los pueblos que han sabido integrarse armónicamente con la Naturaleza, evitando su extinción y que, ahora, por fortuna y como ejemplo para el resto de la Humanidad -cuyo decadentes líderes sionistas y masones no aciertan en hallar caminos de auténtico progreso- están reivindicando y rescatando sus culturas y saberes para beneficio de todas las formas de Vida y del mismo planeta.

 

Sabemos que los ridículos delirios basados en las estupideces de Ayn Rand han seducido a demasiados idiotas descerebrados, convencidos de que el verdadero dios es el dinero, según lo postularon los masones fundadores de USA y lo dejaron dibujado en el billete de un dólar.

 

También sabemos que a esos pueblos “primitivos”, el capitalismo y la burguesía los han despreciado; y que los marxistas tampoco los han sabido apreciar, pues adolecen de las mismas taras intelectuales y políticas imperantes en las sociedades jerárquicas, despóticas y consumistas.

 

Tales concepciones arbitrarias impuestas por los potentados que han dominado en la Historia no son más que auténticas supersticiones que atribuyen carácter científico a tantas burradas camufladas de observaciones objetivas aunque su precariedad es evidente.

 

Afortunadamente, los pueblos despreciados y subyugados que aún no han sido extinguidos y están valorando su propia importancia, se constituyen en la inspiración y la guía para evitar y superar el Armagedón que nos ha trazado el sionismo y está apurando con su mortal doctrina “económica”, el Neoliberalismo consumista, piramidal y depredador.

 

Los pueblos indígenas tenemos una milenaria experiencia en la adaptación a los fenómenos climáticos naturales. Y actualmente sabemos enfrentar las consecuencias de la crisis climática desde nuestros conocimientos tradicionales y las circunstancias que nos impone la modernidad. Cambiamos los pisos ecológicos, las fechas de siembra y cosecha, rotamos los cultivos”, dice el anexo por la MADRE TIERRA y por las MADRES QUE LLORAN…

“Esta adaptación es posible porque para los pueblos indígenas todos los elementos de la naturaleza son seres vivientes y están asociados entre sí. Es un modo de ver y vivir el mundo opuesto a la racionalidad occidental que todo lo segmenta y concibe al ser humano como centro del universo, al servicio del cual están los “recursos” naturales.”

 

Sin duda, esta posición sensata y sabia contrasta con las agresiones del Neoliberalismo, que ha sido ahora adoptado por los lacayos de todos los países y todas las ideologías, incluyendo las presuntamente “revolucionarias”, también empeñadas en acelerar la depredación y en ofrecerles pretextos a los sionistas para desatar la guerra que les permitiría cumplirle a Yahvé su mortal designio de Fin del Mundo con su consecuente Juicio Universal (Ver el anexo Doomsday project; El «Proyecto Juicio Final» y los eventos profundos  el asesinato de JFK, el Watergate, el Irangate y el 11 de septiembre [Red Voltaire]).

 

 

7/9     Ocupaciones tolerables

Incidentalmente, el reemplazo de las fuentes sucias de energía tiene la virtud de generar  suficientes empleos y actividades para ocupar a todos los desocupados que deseen trabajar, o investigar y mejorar fuentes alternativas, ya sea  para disponer de ingresos o para desaburrirse o para brindarle a la sociedad lo que su particular talento puede aportar si les permiten desarrollarlo suministrándoles los recursos necesarios.

 

Tal fuente de ocupación o actividad también les ofrecería una manera honrada de obtener ingresos a quienes dedican sus energías a tareas improductivas o francamente contraproducentes, como el asesinato, la desinformación y el saqueo, que desarrollan ya sea por iniciativa propia o por orden de Estados degenerados y despóticos como USA, Colombia, México, Israel, Rusia, Irán o Siria, por sólo nombrar algunos.

 

Al fin, los parásitos despreciables que aseguran la opresión de las mayorías podrían adquirir honestamente sus ingresos. Inclusive, contando con la garantía de que renunciarán a sus viles menesteres, la sociedad podría seguir manteniéndolos en un ocio indolente (o absoluta pereza improductiva y embrutecedora), si aceptan dejar de atormentarles las vidas a sus coetáneos y abstenerse de agredir a la madre Naturaleza.

 

De hecho, a través de la Historia han sobrevivido sin aportar nada positivo, sin producir bienes o servicios objetivamente útiles para la especie.

 

Han procedido como fuentes de dolor, despojo, desigualdad, humillación y muerte para las mayorías, subyugadas éstas en beneficio de los déspotas que han dominado en la Historia mediante la violencia física y mental.

 

En consecuencia, detener sus actividades sería una ganancia objetiva para la Vida tanto como un acto de delicadeza con la Madre Naturaleza que serviría para reputarnos como seres realmente evolucionados y civilizados de verdad.

 

 

8/9     Protagonistas del hoy

Pero el rechazo a la Historia y su consecuente superación mediante una organización social sensata, igualitaria, libre, solidaria, abundante y justa, jamás provendrá de quienes actualmente ocupan las cúpulas de las sociedades piramidales, ni, mucho menos, de sus lacayos degenerados, ambiciosos e inescrupulosos, pues éstos carecen de iniciativa, de modo que todas sus andanzas siguen el libreto que les traza el Neoliberalismo.

 

Los desaciertos de Ángela Merkel y del ya repudiado Nicolas Sarkozy lo demuestran fehacientemente, y lo corrobora el hecho de que los lacayos como Mariano Rajoy y tantos cipayos tercermundistas los adopten sin chistar y aceleradamente, al menos hasta ahora, cuando es evidente que están dando palos de ciego, de modo que sus medidas no hacen más que agravar la situación que dicen estar tratando de resolver.

 

Por eso hay países, como Grecia, que piensan recuperar su soberanía renunciando a una moneda común puesta al servicio de los potentados, en particular de los banqueros sionistas que monopolizan la banca y las corporaciones multinacionales, en cumplimiento del mandato bíblico de acabar con todo.  Por desgracia, la derecha se impuso en las elecciones del 17 de junio, de modo que la recuperacion de su soberania monetaria ha de aplazarse hasta que el pueblo resuelva imponerla, lo cual no tardara dada la dinámica mundial del despertar de la Humanidad

 

El repudio a las lacras sicópatas es una determinación del pueblo de la Aldea Global que ya se está manifestando. Su triunfo es inminente una vez se alcance la masa crítica necesaria para despojar a los potentados del poder y la riqueza, pues a todos nos pertenecen y todos estamos en condiciones de usufructuarlos aunque, hasta ahora, haya sido imposible bajo las sociedades jerárquicas, consumistas y depredadoras que han imperado y que están muriendo.

 

Se trata de un derecho conquistado que no pueden seguir negándonos. Pero  evidentemente nos lo niegan, de modo que es indispensable construir entre todos una sociedad que nos lo garantice y que, necesariamente, será plana y global, pero respetuosa de todas las culturas locales y personales no agresivas, acatando los Derechos Humanos que a todos nos asisten por el simple hecho de existir.

 

Se trata de notables conquistas humanas que una civilización realmente avanzada tiene la obligación de poner a disposición y en beneficio de cada ser humano, sin mezquindades ni discriminaciones negativas de ninguna clase.

 

Es algo tan claro como la necesidad de luchar multitudinariamente por disfrutarlas, pues los privilegiados no renunciarán a sus privilegios.  Más bien, están haciendo y harán todo lo posible por conservarlos, si no nos les oponemos radical y contundentemente.

 

Precisamente, es por eso que, ante la inocultable e inevitable crisis definitiva de las sociedades piramidales, se apuran por precipitar la guerra mundial que les resuelva todos sus problemas mediante el genocidio universal, que calculan que podría llegar a eliminar al 95% de la población, constituida en su mayoría por despojados condenados a la miseria, la humillación, la enfermedad, el dolor  y la muerte.

 

Sin duda, no tenemos derecho a ignorar estas cosas; pero sí lo tenemos para oponernos a que ocurran, a pesar de los planes apocalípticos de los poderosos Rothschild y demás lacras de ese estilo, constitutivas de los potentados, ya sea como amos o como sus lacayos a todos los niveles, desde el encorbatado hasta el que va de paruma o de camuflado asesinando prójimo en beneficio de los enemigos comunes.

 

Todo lo resuelve la grandeza de los despojados o la vileza de los despojadores.  El reto está en marcha y cada quien tiene la oportunidad de tomar partido antes de que el tiempo se acabe; tú entre ellos.  ¡Piénsalo y resuélvete!  Deja de hacerte el desentendido.

 

 

9/9     ANEXOS

8.1    Luismi Uharte-Capital corporativo

8.2    Cumbre del G-20, la última oportunidad del G-7 y la primera del BRIC

8.3    El «Proyecto Juicio Final» y los eventos profundos: el asesinato de JFK, el     Watergate, el Irangate y el 11 de septiembre

8.4    “CHOCO y la Condoto Platinum Limited ‘CPL’”

8.5    por la MADRE TIERRA y por las MADRES QUE LLORAN…

 

Acotaciones al anexo por la MADRE TIERRA y por las MADRES QUE LLORAN…

a.       “Los temas centrales de Río+20, son la economía verde, definida por la ONU como un sistema de actividades económicas relacionadas con la producción, distribución y consumo de bienes y servicios que resulta en mejoras del bienestar humano en el largo plazo, sin exponer a las generaciones futuras a riesgos ambientales. Y la creación de un marco institucional para el desarrollo sustentable, para reformar y reforzar la gobernanza a nivel local, nacional, regional y global, a fin de promover un desarrollo sostenible integral” (Tomado del anexo “por la MADRE TIERRA y por las MADRES QUE LLORAN…” )

La incongruencia es manifiesta, pero los think tank de los Potentados no la ven. Si destruyen la biosfera en el corto plazo, será imposible garantizar “mejoras del bienestar humano en el largo plazo”

Lo que realmente pretende la avanzada depredadora mundial adelantada por los potentados, es privar a los pueblos de la posibilidad de proveerse de los alimentos y demás bienes básicos que han extraído de su medio ambiente por siglos, pero cuya disposición impide que se vean obligados a adquirir las mercancías extranjeras.

Por tanto, la destrucción de los nichos ecológicos no sólo busca suministrarles riquezas reales a los potentados, que nos cambian por divisas basura.

Su propósito fundamental es privar a los pueblos de los recursos que les han garantizado su conservación al margen del capitalismo y de cualquier otro sistema jerárquico y oprobioso, de esos que han dominado en la Historia.

Afortunadamente, no son los únicos que han existido, pues durante este horrible período encontramos sociedades ejemplares de las que podemos aprender.  A propósito, contamos con los “hermanos mayores” de las culturas milenarias, que nos consideran mentalmente retrasados, con toda razón, pues no entendemos de razones porque nos enceguecen el oro y demás convenciones sociales que ninguna necesidad real satisfacen aunque le otorgan gran poder a quien posee los excrementos del infierno, como diría cualquier monja refiriéndose a los valores capitalistas.

Somos dogmáticos absolutos convencidos de que nos guían, ya sea el conocimiento objetivo o la prudencia y sabiduría del mejor de los dioses.  Pero no dejamos de cometer errores y persistir en ellos. Tal es el caso, por ejemplo, con las contraproducentes medidas represivas aplicadas contra los delincuentes.  En vez de ayudarles a enmendar su conducta, los especializan en el crimen, de modo que este jamás podrá ser derrotado.

En cambio, esas sociedades que la cultura cristiana de occidente desprecia, son capaces de recuperar a los miembros que delinquen, sometiéndolos a procesos de reeducación, respetuosos de su dignidad y útiles para la comunidad, como lo expresó un indígena embera a raíz de la condena a Rojas Birri, un miembro de esa etnia que se metió a político y terminó enredado con los negociados que caracterizan a tales individuos despreciables, lo cual le ha valido una condena que su pueblo reclama que le sea aplicada por la comunidad y no por la ley de los blancos, tan perversa, aunque aparenta rigor y objetividad insuperables, de modo que quienes la comparten no dejan de ridiculizar alternativas mucho más saludables.

 

b.      “El consentimiento previo, libre e informado es el estándar aplicable en el proceso de desarrollo que afecte a los pueblos indígenas”

Realmente, el efecto de las agresiones indica quiénes deben intervenir en la toma de decisiones. Por ende, no es un derecho exclusivo de los pueblos indígenas afectados, que bien pueden ser sobornados, como se pretende con los del Tipnis en Bolivia para que permitan la construcción de una carretera que ataca la Amazonia, y con los de Cajamarca en Perú, cuyas feraces tierras quieren convertir en eriales improductivos; o con los de Pascua Lama en Chile y Argentina; o con los chocoanos de Bahía Solano; o con los habitantes de la vereda de Santa Elena en Medellín, a quienes callan ofreciéndoles empleo en la depredación que causará la construcción de un túnel carreteable en un territorio particularmente frágil y susceptible de erosión.  Con tales argucias callan las conciencias de las víctimas a cambio de algunos ingresos, que suelen serles tan escasos. Y que volverán a sérselos una vez los depredadores consoliden sus agresiones y no dejen tras de sí más que destrozos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 18 de junio de 2012 por en Noticias y política.

CHECA MÁS NOTAS AQUÍ….

junio 2012
D L M X J V S
« May   Jul »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
A %d blogueros les gusta esto: