Búscanos en www.noticiasenpuebla.com y mensaje a noticiasenpuebla@gmail.com, noticiaspuebla1@hotmail.com o juliomartinez@noticiasenpuebla.com‏

Nos pasamos a www.noticiasenpuebla.com o www.noticiaspuebla.com.mx Informes al 22 22 77 94 77

Criminal desinformación sobre Siria

Forum en Línea 243

                                                                                                                                                                     Del 1 al 15 de junio de 2012

 

 

 

Criminal desinformación sobre Siria

Stella Calloni / Prensa Latina

difusion@cl.prensa-latina.cu

La mayoría de los medios de comunicación masivos, acusaron al gobierno sirio por los más de 90 asesinados que los grupos opositores–con sede en Londres o París– señalaron a algunos observadores enviados por Naciones Unidas al lugar, pero ninguno de éstos consultó a las autoridades de ese país, ni se hizo eco de las graves denuncias que se han registrado sobre los crímenes y masacres realizadas por los mercenarios que las Fuerzas especiales de la grandes potencias infiltran por las fronteras con ese país.

“Los medios han seguido torturando a la audiencia que aún les queda, contándoles el eterno cuento de los bombardeos y masacres del ejército sirio sobre civiles”, escribió recientemente  la periodista de investigación suiza Silvia Cattori relatando –entre otros casos– la inexistencia de un supuesto bombardeo del gobierno siro  el 23 de marzo de 2012 que la prensa del poder hegemónico describió como “un diluvio de fuego en una ciudad incomunicada”.

Catorri, quien es conocida internacionalmente por sus análisis y denuncias, como la que demostró que Guantánamo era un laboratorio de sofisticadas torturas y experimentos con seres humanos,  relata que los medios franceses hicieron esa descripción sobre un inexistente bombardeo a Homs.

Sin embargo, los testigos que ella consultó fueron precisos: “No hemos escuchado ningún ruido. No ha habido ningún bombardeo hoy (23 de marzo).
Todo está en calma. Yo he salido a ver a mis amigos. Homs no está incomunicada, todas las carreteras están abiertas… Desde hace varias semanas hemos estado seguros. El Ejército no bombardea. Son las milicias del autollamado Ejército Libre Sirio las que siguen matando a militares y civiles. Todavía hoy un soldado ha sido asesinado. Lo sé porque vivía en mi barrio”, contó un habitante del lugar.

Relató otro habitante que después de que el Ejército sirio consiguió desalojar a las milicias (bandas armadas) y tomar el control, la gente ha vuelto a sus casas en los barrios que estaban casi vacíos. La inseguridad continúa en tres barrios, sobre todo en al-Khaldiyeh, donde el Ejército continúa persiguiendo a las milicias que mantienen como rehenes a numerosas familias. “Mi tío que había sido secuestrado hace dos meses volvió muy mal ayer a la casa, muy cansado, pero considerándose muy afortunado. Está en el hospital. Otras muchas personas secuestradas no volvieron y las familias no tienen noticias de ellas”.

Este testimonio menciona uno de los temas más dramáticos y es la cantidad de personas, incluso familias que los agresores han secuestrado y llevado con ellos.

Silvia Cattori había entrevistado unos días antes a otro residente, un hombre sirio de 75 años de edad que vive en un pueblo de la provincia de Homs: “Lo que pasa aquí es todo lo contrario de lo que se dice en su país. Le pido perdón señora. Nuestros soldados no son mercenarios. Son los hijos del pueblo, todas las religiones mezcladas. Son mi hermano, mi hijo, mi tío. Esto es nuestro Ejército. Es imposible que los hijos maten deliberadamente a su padre. Nuestros soldados se enfrentan durante muchos meses a los mercenarios pagados por los fondos exteriores para cometer sus asesinatos”.

Otro relato: “La masacre de mujeres y niños en los barrios de Karm al-Zeitoun y al-Adawiyé, la han cometido ellos, para luego acusar a las fuerzas del gobierno. Hay dos pruebas: los habitantes de los barrios de Bab Sebaa, Nazihine y Nazha han reconocido entre las víctimas de esta masacre parientes secuestrados y por los que habían pedido rescate los mercenarios. Puedo hablarle de otra masacre que han descubierto nuestros soldados (el 10 de marzo) en el barrio de Shomari, cerca de Baba Amro (un conato de emirato islámico que fue desmantelado). Mi padre tenía amigos musulmanes en  Shomari. Yo los he visitado muchas veces con él. Hace algunos días un joven llamó a mi puerta. Dijo: ‘Soy el hijo del amigo de tu padre’. Digo lo que él me contó: ‘Todos los hombres de nuestro barrio fueron obligados por las milicias (mercenarios) de Baba Amro a llevar armas y a usarlas contra el régimen. Ellos nos decían que el que se negara sería degollado. Mi padre, mis hermanos y yo entonces tomamos las armas. Después de la toma de Baba Amro, el 1 de marzo, cuando el gobierno llamó a dejar las armas, mi padre, mis hermanos y yo las hemos dejado. El 10 de marzo, cuando los saldados descubrieron muchos hombres degollados en Shomari, he reconocido entre los cuerpos a mi padre y mis dos hermanos. Las milicias habían degollado a todos los hombres que habían dejado las armas. Huí rápidamente al lado de los soldados, les pedí  que me protegieran y me acompañaran a vuestra casa’”.

De éstas y una cantidad de testimonios que han logrado investigadores y periodistas verdaderamente independientes, la ONU ni  el Tribunal Penal Internacional se hacen eco.

“A mediados de enero pasado el  periodista Dominic Robertson, estuvo en Siria y las autoridades le dieron libre acceso a zonas conflictivas en Damasco y en Homs donde estaba el día que un grupo armado atacó a una delegación de periodistas extranjeros y mató al reportero francés Gilles Jacquier, ligado a los servicios de inteligencia,  e hirió a otras 25 personas en el barrio Ekrima.

Fue un testigo directo de aquel crimen. “La falsificación de los ataques terroristas se añade a la falsificación sistemática de los ataques de las fuerzas gubernamentales contra la población civil que viene realizando la cadena estadunidense desde el comienzo del conflicto. En los últimos días tenemos otro ejemplo de las falsificaciones mediáticas  orquestadas por falsos activistas pacíficos que se hacen pasar por periodistas ciudadanos”.

Una de las figuras favoritas del falso “periodismo-ciudadano (que promueve la asociación AVAAZ financiada por George Soros como denunció Fernando Casares en un artículo) es Danny Dayem. Este agitador dijo que la localidad al-Khalidiyeh, en Homs, estaba siendo bombardeada por fuerzas del Ejército sirio, pero se difundió una grabación que cuestionaba su veracidad en la que el propio Dayem aparece coordinando los efectos de sonido de disparos y bombardeo con su equipo para adjuntarlo al video”, relata.

Ante las críticas que suscitó en algunos medios estadunidenses tal fabricación, “la CNN se vio obligada a realizar una entrevista a Dayem, a quien presentó entonces como un activista y no como un periodista de su personal, y borró una foto de él tomada con el equipo de ese servicio que estaba actuando clandestinamente en Homs”.

Lo cierto –señala el informe– es que este joven británico de 22 años ha aparecido ubicuamente en los principales medios occidentales y árabes incluyendo la  CNN, BBC, Sky News, al Hiwar, The Guardian, etcétera, además de los financiados  por Arabia Saudita como Alarabiya, dando la imagen de la pacífica revolución siria aplastada por el régimen”.

Un reciente reportaje revela numerosas incongruencias de sus declaraciones y del  personaje (Dayem) que se ha fabricado. (Enviado el 11-5-12 por Purificación González de  la Blanca citando a Mamen García Carrión de Ojos para la Paz).

¿No sabe la ONU sobre los secuestrados que tienen los invasores de siria?

Según el profesor de historia italiano Pierre Piccinin que ha estado en Siria varias veces: “Los eventos de este país son un caso extremo  de desinformación mediática, tal vez más que la guerra del Golfo de 1991, incluso que la guerra de Yugoslavia, en 1990, o la de Irak de 2003, o la intervención Atlántica en Libia en 2011”.

El 3 de abril de 2012 la revista  Der Spiegel, de Berlín, publicó un informe enviado por su corresponsal en Beirut, Onrika Potts, quien
entrevistó a uno de los mercenarios que actuaba en Siria bajo el apodo de Hussein, que había huido de ese país a Trípoli, cuyo “trabajo” consistía en “masacrar” a los civiles y militares, personas del pueblo sirio, que habían sido secuestrados por los grupos armados.

Reconocía Hussein que “después del primer asesinato a cuchillo que cometió, comenzó a formar parte de la llamada “escuadrilla del entierro”, cuya misión era posterior a  la actuación de la llamada “cuadrilla de Interrogación” encargada de secuestrar  a  civiles y   militares y torturarlos. Y dijo también que una tercer cuadrilla tenía “el trabajo de enterrar a los asesinados en fosas comunes”, algo muy similar a lo que hicieron en Libia.

Relató también que “20 por ciento de los secuestrados fueron matados con cuchillos”. Según escribió la periodista Potts, el apodado Hussein dijo que él había degollado “solamente a cuatro personas y que mató a muchas otras con una ametralladora tipo PKC”.

Otra de estas confesiones terribles estuvo a cargo del terrorista Abou Rami Rafik Husein, “quien reconoció que desde el verano pasado su cuadrilla mató a tiros a 150   personas, y que ‘la cuadrilla del entierro’ –en la que trabajaba el otro Hussein–, mató entre 200 y 250 personas desde  el inicio de las acciones en  Siria”.

Los miembros de grupos terroristas entrevistados por la corresponsal de la revista Der Spiegel, reconocieron haber iniciado sus actos criminales “a partir de agosto del  pasado año, tratando de infundir el terror y crear caos en las tranquilas ciudades sirias, financiados y armados por países árabes y occidentales”.

La periodista consideró que esos crímenes de los grupos terroristas armados en Homs son graves abusos a los derechos humanos llevados a cabo por los insurgentes sirios” sobre los que no se habla.

La Agencia Árabe de Noticias de Siria (SANA) sostuvo (3 de abril 2012) que luego de que los hechos han sido revelados, junto a toda la documentación de crímenes atroces perpetrados por bandas terroristas armadas en Siria, y del reconocimiento de organizaciones internacionales de que estos grupos cometen crímenes contra la humanidad, “los terroristas  abandonan sus escondrijos para alardear orgullosos de sus escabrosos actos cometidos en cumplimiento de agendas occidentales, regionales y árabes, diseñadas para azotar a Siria y su pueblo”.

Los testimonios de estos hechos cometidos por los mercenarios y sus jefes ocupan centenares de páginas, y todos los periodistas tienen acceso a ellas. Por eso el silencio es el cómplice mediático de estos crímenes de lesa humanidad.

 

 

 

Incómoda presencia de EU en Suramérica

Liset Salgado / Prensa Latina

difusion@cl.prensa-latina.cu

La presencia militar de Estados Unidos en América del Sur genera polémica y suscita el rechazo de la mayoría de los miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que ven en ello una amenaza.

Con Bolivia, Ecuador y Venezuela a la cabeza, recaban un mayor nivel de información y transparencia e insisten en obtener datos precisos sobre el despliegue estadunidense en el subcontinente.

La Casa Blanca asegura que no busca aumentar la presencia de tropas y que su único interés en esa área geográfica se limita a apoyar la guerra contra las drogas.

Pero gobiernos que integran la Unasur no están convencidos y vinculan la existencia de enclaves militares estadunidenses en la zona con la estrategia global de dominación del gobierno de Washington.

Coinciden en señalar que el despliegue de fuerzas navales estadunidenses parece más un dispositivo para guerras convencionales que para combatir el tráfico de sustancias prohibidas.

Según analistas, la Casa Blanca intenta recuperar el terreno perdido en Suramérica y ejercer presión constante sobre los regímenes políticos progresistas que han logrado abrirse paso en los últimos años.

Los expertos advierten que Washington pretende asegurar sus objetivos geoestratégicos, lo que se traduce en un mayor control de los recursos naturales (petróleo y agua) del mayor reservorio del planeta.

“No podemos permitir bases militares de Estados Unidos en nuestros territorios”, sostuvo el presidente de Bolivia, Evo Morales, en diciembre último, durante la cumbre fundacional de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Morales alertó acerca de que la Casa Blanca tiene la mira puesta en América Latina y el Caribe, en sus recursos naturales y en desestabilizar a los gobiernos soberanos de la región. La Celac debe trabajar en conjunto “para construir nuevas doctrinas en las fuerzas armadas” de cada país que adopte como premisa la dignidad y la identidad con los pueblos, dijo.

Recuperar el terreno perdido

La consolidación de procesos integracionistas que no lo incluyen –Mercosur, Unasur, Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América y Celac– incidió en la pérdida de influencia política de Estados Unidos en Latinoamérica en los últimos años.

Según especialistas, al perder la iniciativa política y la económica –frente al empuje de China y Rusia y la existencia de la Unión Europea– el gobierno estadunidense tiene una creciente necesidad de control de tipo territorial. Como señales de la importancia que la región, y específicamente Suramérica, revisten para Washington cuentan la asistencia de Barack Obama a la VI Cumbre de las Américas de Colombia y la visita de la secretaria de Estado Hillary Clinton a Brasil, ambas en abril último. A finales de ese mes el secretario de Defensa estadunidense, Leon Panetta, realizó una cuestionada gira por el subcontinente que lo llevó a Colombia, Brasil y Chile.

La coordinación de esfuerzos para la cooperación en el tema de la seguridad y en la lucha contra el crimen trasnacional fueron propósitos del recorrido de Panetta por el área. Colombia y Chile son los dos aliados más firmes de Washington en la región en términos tácticos, pero al decir de expertos, la visita a Brasil adquirió mayor significación política y estratégica.
Fuertes críticas acompañaron al secretario de Defensa estadunidense y exdirector de la CIA durante su primera visita a esos tres países, sobre todo en Chile, a los que consideró importantes socios militares.

El ministro de Defensa venezolano, Henry Rangel, aseguró que Panetta “vino a la región a vender armas y a amenazar”. Según Rangel, Suramérica está consolidada “en una sola patria grande” y lo que interesa al subcontinente es el “fortalecimiento real de nuestras fuerzas armadas como un escudo impenetrable contra esas amenazas”.

Washington refuerza posiciones

De acuerdo con fuentes diversas, de las más de 800 bases militares que tiene el gobierno estadunidense en el mundo, una buena parte se encuentra en América Latina y el Caribe.

El Pentágono maneja en Suramérica comandos militares en Colombia, Perú, Paraguay y Chile, aunque se estima que haya otros asentamientos en construcción e, incluso, algunos operando en forma clandestina.

Washington ya no llama “bases militares” a muchas de esas instalaciones, sino que, en un cambio de estrategia, las camufla con supuestas acciones humanitarias bajo los nombres de Emplazamiento Cooperativo de Seguridad o Emplazamiento Adelantado Operativo.

Con el pretexto de la asistencia para catástrofes o eventuales emergencias, el Comando Sur ingresa en los países sin necesidad del permiso que en otras circunstancias debería solicitar a las autoridades nacionales. El montaje de una de esas instalaciones en la provincia argentina del Chaco, con infraestructura donada por Washington, desató recientemente una intensa polémica tanto dentro como fuera de la nación austral.

Organizaciones no gubernamentales cuestionaron el referido centro, destinado a recopilar datos climáticos y ambientales en Resistencia, la capital provincial, y se espera que entre en funcionamiento en junio venidero.

Los detractores advierten que la instalación permite al Comando Sur monitorear el área de la Triple Frontera (compartida por Argentina, Brasil y Paraguay) y evaluar las perspectivas de explotación de las reservas de agua dulce del sistema acuífero Guaraní.

A inicios de abril la apertura de un nuevo asentamiento militar en Chile, con asistencia del Departamento de Defensa estadunidense, reactivó la alarma entre los gobiernos de Suramérica. Según la versión oficial, la base –con supuestos fines humanitarios– “se especializará en el entrenamiento de soldados destinados a la formación de las Fuerzas de Paz de Naciones Unidas”.

Analistas sostienen que la instalación, que generó protestas de amplios sectores populares y organizaciones sociales, gremiales y de derechos humanos, esconde la implementación de los planes estadunidenses para controlar el Cono Sur.

También llaman la atención sobre las “acciones humanitarias conjuntas”, previstas en Perú para junio de 2012, en las que un número no precisado de elementos del Ejército de Estados Unidos permanecerá casi tres meses en el país.

Un profundo silencio mediático rodea los hechos, mientras que los expertos insisten en recordar que el Comando Sur, adscrito al Departamento de Defensa estadunidense, no es precisamente una organización solidaria sin fines de lucro.

En el verano de 2008 Estados Unidos decidió reactivar la IV Flota después de 58 años y sin la consulta de socios regionales, lo que generó preocupación en la mayoría de los gobiernos suramericanos.

La IV Flota, establecida en 1943 para enfrentar a los submarinos alemanes que atacaban los convoyes en América del Sur, perdió razón de ser tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, por lo que fue disuelta en 1950.

Sin embargo, la reactivación de ese comando el 1 de julio de 2008 destapó la controversia y países como Argentina, Brasil y Venezuela reaccionaron alarmados.

Como para echar más leña al fuego, en el 2009 la Casa Blanca firmó en secreto con el gobierno de Colombia un acuerdo que garantiza a esa nación norteña y a sus tropas mayor acceso a bases militares enclavadas en territorio colombiano.

La Unasur manifestó entonces su preocupación con el pacto, pues sus objetivos y potestades son ambiguos al establecer que los dos países enfrentarán cualquier tipo de provocación, siempre que la perciban como tal.
Venezuela y Ecuador denunciaron el acuerdo como una potencial amenaza al balance estratégico de la región, en tanto el gobierno de Caracas lo consideró un peligro para su seguridad nacional.

 

 

 

Grecia: Rumbo a la hora cero

Cira Rodríguez César / Prensa Latina

difusion@cl.prensa-latina.cu

Atorada en una seria crisis financiera por la acumulación de un elevado déficit público, para Grecia parece que el tiempo se acaba y la bancarrota se acerca con una salida de la Unión Europea (UE) que para muchos parece inminente.

Con una deuda que equivale al 168 por ciento de su producción anual, la nación helénica ostenta dos récords mundiales: la calificación crediticia más baja para un Estado soberano y la deuda más cara de garantizar. Tan difícil es su situación que para los 11.3 millones de griegos parece acabarse la esperanza de seguir viviendo con la moneda única, para lo cual han agotado la paciencia con una profunda austeridad que redujo los salarios del sector público en 20 por ciento y las pensiones en 10 por ciento.

Actualmente casi el 22 por ciento de los griegos no tiene trabajo, y los desempleados son el 54 por ciento de los jóvenes y barrios enteros de Atenas se encuentran en la miseria. Hay cerca de 1.1 millones de parados, 42 por ciento más que en el mismo mes de 2011.

La economía perdió durante estos casi cinco años todo rasgo de credibilidad y confianza en los mercados, y las agencias crediticias han ido rebajando la calificación de su deuda soberana de forma continua.

El 3 de marzo último la agencia Standard & Poor’s bajó la calificación a C, lo que implica quiebra selectiva, el paso previo a la bancarrota. Ese país del Mediterráneo declaró a finales de 2009 que su deuda ascendía a 6.7 por ciento del producto interno bruto, cuando en realidad era del 12.7, muy por encima del techo máximo de tres establecido por el Pacto de Estabilidad de la UE.

El 10 de mayo de 2010, frente a la inminente quiebra de Grecia, la UE acordó dos medidas importantes: Primero, un plan de apoyo con préstamos bilaterales de los países de la zona euro por valor de 80 mil millones de euros y otros 30 mil millones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

De ese monto, hasta finales de 2011, Atenas había pagado 73 mil millones de euros, de los cuales nueve mil 794 millones correspondían a España.

Segundo, la puesta en marcha del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera con una capacidad de 750 mil millones de euros (60 mil millones de la Comisión Europea, 440 mil millones de los estados miembros y 250 mil millones aportados por el FMI).

Ese rescate estipuló que en el 2012 debía captar en los mercados la mitad de los recursos que necesitaba y el ciento por ciento para el 2013, pero la UE ya asumió la imposibilidad de atraer financiamiento necesario para pagar ese compromiso y, por tanto, habrá que aplicar otro plan de austeridad. Dado que Grecia se quedaría sin dinero el mes próximo y no hay ningún gobierno que negocie el necesario tramo de ayuda, los inversores han comenzado a apostar por una cesación de pagos y una salida del euro más pronto que tarde.
Alemania, el peso pesado europeo, pidió a los griegos que reconstruyeran un gobierno viable, pero reconoció que la situación era difícil, pues la alternativa consiste en el trauma de un nuevo recorte de gastos, exigido a cambio de ayuda, o vivir fuera del euro.

Claves y consecuencias

Con la debacle de Grecia la crisis de deuda en la zona euro, formada por 17 países, entró en una nueva y crítica fase ante el miedo de que ese país incumpla sus pagos y desate un desastre económico mundial como el que siguió a la quiebra del banco de inversión estadunidense Lehman Brothers en el 2008.

Así las cosas, los ministros de Finanzas de ese bloque dijeron al gobierno griego que tiene que aprobar medidas de austeridad más estrictas antes de que se tome una decisión final sobre nuevos préstamos de la UE y el FMI.

No pierden de vista que los griegos acumulan una deuda soberana superior a los 340 mil millones de euros, más de 30 mil euros por habitante, por lo que, cuanto más tiempo continúe la crisis, mayor será el riesgo de extenderse a las economías de la zona euro con problemas. Ese caso se refiere a Irlanda y Portugal, que ya han sido rescatados, y a España, cuya economía es mucho más grande y cuyo salvamento sería bastante más caro, quizás demasiado caro, según analistas.

Además, un impago de Grecia dañará a los bancos que tienen deuda griega, entre ellos el Banco Central Europeo, y a los grandes prestamistas franceses y alemanes.

También podría llevar a los mercados de crédito a la paralización, como ocurrió tras el colapso de Lehman Brothers, cuando los bancos virtualmente dejaron de prestarse dinero entre sí. Un impago griego sería una catástrofe y una humillación para la UE, que lanzó el euro en 1999 como su proyecto más ambicioso y como símbolo de la unidad del continente.

Eso ha llevado a destacados expertos a pensar lo impensable: que la zona euro podría romperse, bien por la expulsión de Grecia o por la marcha de Alemania, el gran pagador de la UE, que puede verse tentada a retornar a su moneda anterior, el marco.

El Nobel de Economía, Paul Krugman, ha insistido en que Atenas debe salir del euro para salvar a España e Italia, al considerar que ya no hay solución posible para arreglar su crisis financiera.

Líderes europeos y de Estados Unidos intentan por todos los medios buscar una alternativa a esa idea, pues no quieren que el país helénico abandone la moneda única, pero Krugman piensa lo contrario, debido a que para él todas las soluciones que se discuten no sirven para remediar el desastre.

Con anterioridad la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, tampoco descartó que Grecia se vea abocada a la bancarrota y tenga que abandonar el euro y la Unión Europea.

Por el contrario, la UE aseguró que honrará sus compromisos con Grecia en un intento por garantizar que se mantenga dentro del bloque, pero insistió en que en reciprocidad esa nación debe cumplir con las obligaciones contraídas.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, reiteró que quieren a la nación helénica dentro del bloque, por lo que esperan que el futuro gobierno, después de las elecciones previstas el 17 de junio, acepte las condiciones acordadas para la asistencia financiera.

Durante la reciente Cumbre del G8 se fijó posición en favor del crecimiento y la generación de empleos como imperativos para salir de la actual crisis económica global, y se abogó por una zona euro unida y fuerte.

Los líderes de las ocho naciones más poderosas del mundo (Alemania, Canadá, China, Estados Unidos, Reino Unido, Italia, Japón y Rusia), coincidieron en la importancia de la estabilidad y recuperación de ese bloque, y en que Grecia permanezca dentro de él.

Asimismo reconocieron que las medidas para enfrentar la crisis no pueden ser iguales para cada uno de sus miembros, al tiempo que ponderaron el debate que tiene lugar en Europa sobre cómo generar crecimiento junto a la consolidación fiscal con una base estructural.

“A todos nos interesa el éxito de las medidas específicas para reforzar la resistencia de la eurozona y el crecimiento en Europa”, apuntó el comunicado final de la cita.

Evitar bancarrota con más deuda

A finales de marzo de este año Grecia anunció que recibirá 172 mil 700 millones de euros para cubrir sus necesidades financieras hasta el 2015, cifra que incluye algunos fondos no usados en su primer rescate de 2010, el cual constituye el segundo salvataje acordado este año con fondos adicionales del FMI.

Los ministros de Finanzas de la UE someten a aprobación también otro respaldo por 130 mil millones de euros, a los que se sumaran 34 mil 500 millones de euros de la primera ayuda ofrecida por la comunidad europea y otros 8 mil 200 millones adicionales del FMI para el 2015. Esa última cifra se espera sea parte de un préstamos por 28 mil millones de euros que el FMI dijo podría brindar a Atenas durante un período de cuatro años.

 

 

 

¿Se acerca el fin del euro?

 

Héctor Barragán Valencia

hector_barragan@hotmail.com

 

El euro puede desaparecer en días. “Está cada vez más claro que (los países europeos en dificultad) no están en condiciones de aguantar el necesario ajuste si el núcleo de la zona euro, también a través del BCE, no hace más para impulsar el crecimiento y ayudar a llevar el peso del ajuste”, dijo el jueves 17 David Cameron, primer ministro de Gran Bretaña. Más tarde añadió: “O Europa tiene una zona euro comprometida, estable y provechosa con un cortafuegos efectivo, bien capitalizado y bancos regulados, con un sistema que comparta las cargas fiscales y una política monetaria solidaria a lo largo de la zona euro o nos vamos a ver en territorio desconocido, lo que conlleva enormes riesgos para todos”. De esa magnitud es la crisis europea.

Analistas, como Paul Krugman, prevén que tan pronto como el próximo mes de junio Grecia abandone el euro y la mazorca empiece a desgranarse. Las expectativas son que días después España tenga que imponer controles de cambio y abandone a la moneda comunitaria. Un poco más tarde pueden seguir sus pasos Italia y hasta la propia Francia. Por supuesto, Alemania no saldría indemne. Los bancos de todos los países, incluyendo los estadunidenses, están estrechamente vinculados, lo cual podría ocasionar una crisis financiera sistémica, que haría ver como juego de niños la bancarrota de Lehman Brothers, banco de inversión de EUA, que desencadenó la crisis financiera en 2008. Estas conjeturas no son una predicción sino un escenario, hoy posible.

¿Hay alguna salida? Quizá sea demasiado tarde, pero al menos puede evitarse una escena apocalíptica. El daño está hecho, pero hay esperanza si Alemania acepta abandonar la curiosa política de austeridad (barra libre de dinero a bancos privados, pero cero liquidez a los gobiernos) y se acuerda que el Banco Central Europeo actúe como prestamista de última instancia y emita eurobonos, además de promover proyectos para crecer y generar empleos. Es de vida o muerte actuar ya, antes que las presiones nacionalistas y xenófobas, cada día más fuertes en varios países europeos, liquiden a la Unión Europea.

¿Qué implica todo esto para México? Los principales bancos del país son españoles (BBVA-Bancomer y Santander), estadunidense (Banamex) y canadiense (Scotia Bank), así que el desorden financiero en cierne nos afectará severamente. Creo que es hora de discutir en serio la mexicanización del sistema bancario. Hay señales muy serias de que se inició la descomposición de la globalización financiera, y conviene tomar providencias para amortiguar el impacto de la crisis.

 

 

 

Algo es algo

 

Miguel Ángel Ferrer / Economía y política / El Sol de México

ferrermentor@hotmail.com   www.miguelangelferrer-mentor.com.mx

 

Es cosa pública y bien sabida que el precandidato más fuerte y mejor posicionado del Partido Socialista de Francia para las elecciones presidenciales en que resultó derrotado el ultraderechista Nicolás Sarkozy era Dominique Strauss-Kahn, hasta fecha muy cercana director-gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

También es cosa archisabida que esa institución es el súmmum del neoliberalismo, un organismo de extrema derecha y agente y operador del imperialismo, y por lo tanto responsable directo e indirecto de la aplicación en todo el orbe y especialmente en los países pobres de las políticas económicas de austeridad, contraccionistas y pro crisis que promueven el desempleo, el bajo y a veces nulo crecimiento económico, las deudas externas gigantescas e impagables y la más extrema desigualdad social.

De modo que cabe preguntarse cómo era posible que el director-gerente del FMI pudiera ser militante, alto dirigente y precandidato presidencial puntero del Partido Socialista. ¿Un hombre de extrema derecha abanderando las causas socialistas? El asunto es incomprensible, a menos que se reconozca que el Partido Socialista es igualmente una organización de derecha.

Pero finalmente Dominique Strauss-Kahn no pudo disputarle la Presidencia de Francia a Sarkozy. El desbordado apetito sexual del célebre y reaccionario banquero, y quizás el aprovechamiento de ese rasgo personal por cuenta de sus poderosos enemigos, empezando por el propio Sarkozy, quien lo veía como un adversario temible, llevaron al célebre comprador de servicios sexuales a caer en una trampa que lo llevó a perder la candidatura presidencial de su partido.

El sustituto y finalmente vencedor de Sarkozy y nuevo presidente de Francia es Francois Hollande, una persona menos dada a la exposición pública que tan cara costó a Strauss-Kahn. Pero menos exposición pública no significa menos conservadurismo y menores afanes imperialistas.

Recuérdese a este respecto que Hollande, a la sazón importante legislador francés y europeo fue uno de los impulsores de la invasión militar de Libia por cuenta de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte). Y no descubro el hilo negro si digo la OTAN y el FMI constituyen la dupla militar y financiera que desde hace más de sesenta años han impuesto el sistema de dominación mundial prevaleciente.

Francois Hollande, un político de derecha, ¿es la esperanza de media Francia? Por los números finales de la elección presidencial parece que sí. El derrotado Sarkozy quedó apenas unos cuantos votos abajo del vencedor Hollande. Y, por cierto, un significativo número de sufragios fueron para el partido neonazi que postuló a Marine Le Pen.

Con mucho menos de la mitad de los votos, ¿puede un político de derecha ser promotor y garante de los cambios en sentido progresista que reclaman los pueblos del mundo? Pues sólo que sea una esperanza muy parecida a la que en su momento representaron en España Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, dos conocidos representantes del neoliberalismo y de los modernos imperialismo, monarquismo y colonialismo españoles.

Algo positivo, sin embargo, ya ha propuesto Hollande. Anuncia que buscará eliminar del Pacto Europeo la cláusula “Cero déficit”, la que sin duda es la médula, la quintaesencia de las políticas neoliberales. Y puede ser que lo consiga, a pesar de la férrea oposición del más duro imperialismo de la canciller germana Ángela Mérkel.

Esa medida resultaría bienvenida en Europa y en el tercer mundo. Constituiría un frenazo a una mayor expansión y fortalecimiento de las políticas neoliberales. Un parón en el camino al suicidio social que implica el déficit cero. Y, como dice el pueblo, algo es algo.

 

 

 

Piden perdón…

 

Teresa Gurza

teregurza03@yahoo.com

 

Desde hace unos años, hemos estado oyendo que a cada rato se pide perdón desde el poder por las más diversas causas.

Lo acaba de pedir el presidente de Chile, Sebastián Piñera, al rendir este 21 de mayo ante el Congreso la situación de la cuenta pública; acto que equivale al informe que presentan los mandatarios mexicanos.

Con eso reconoció que su gobierno, al que le falta un año, no ha estado al nivel de las expectativas; ni actuado de manera totalmente oportuna en algunos conflictos sociales.

“Un presidente, dijo Piñera, toma muchas decisiones y a veces se equivoca y es bueno tener la capacidad de reconocer los errores y pedir perdón”.

Me equivoqué; pero no volverá a ocurrir, dijo el rey español Juan Carlos cuando se descubrió que mientras millones de sus compatriotas sufren la crisis económica, él mataba elefantes en Botsuana.

Pidió perdón a viejitos exbraceros a nombre del Estado mexicano, el presidente Felipe Calderón porque el gobierno les quedó a deber ahorros hechos entre 1942 y 1964.

“Quiero pedirles perdón como presidente de México, porque por culpa de quien haya sido hace 30, 20 ó 10 años, se quedaron con su dinero”, les dijo; y luego de tanto tiempo les entregó sólo 38 mil pesos.

Pero no se ha disculpado, por los casi 70 mil muertos que ha dejado su guerra contra el crimen organizado.

Pidió perdón el candidato del PRI Enrique Peña Nieto a los “proles” insultados por su hija en diciembre pasado.

Hizo lo mismo este marzo frente a la comunidad de la Universidad Iberoamericana, la candidata panista Josefina Vázquez Mota por haber dicho: “No soy perfecta, estudié en la Ibero…”

Pidió disculpas el dirigente príista Pedro Joaquín Coldwell, porque calificó como infiltrados y no estudiantes a los alumnos que protestaron durante la visita de Peña a esa universidad.

Lo hizo el IFE por la aparición de la edecán escotada, en el primer debate.

Pidió perdón a las víctimas de abusos sexuales, en Inglaterra, Irlanda y Alemania, pero no en México, el papa Benedicto XVI y lamentó la complicidad de obispos de todo el mundo, que no tomaron medidas para evitarlos ni denunciaron los hechos.

Pidieron perdón hace dos años, también con décadas de retraso, los Legionarios de Cristo por los actos criminales de su fundador Marcial Maciel, contra niños y jóvenes de sus colegios y seminarios.

Pero su petición al parecer no incluyó el propósito de enmienda porque hace poco el director de esa congregación religiosa, Álvaro Corcuera, tuvo que volver a dar disculpas ya que durante siete años tapó la paternidad de uno de sus sacerdotes.

En un texto leído por el arzobispo de Canterbury, pidieron perdón por sus infidelidades el príncipe Carlos y Camilla.

Ha pedido perdón en muchas ocasiones el presidente estadunidense Clinton.

Lo pidió por haber bombardeado la embajada china en Belgrado; y por su “impropia relación” con la becaria de la Casa Blanca Mónica Lewinsky.

Se lo pidió a España “porque este país estaba haciendo las cosas bien… y ahora sufre por la crisis que comenzó en Estados Unidos”.

Y al pueblo haitiano por la desidia del mundo en ayudarlo.

Ha pedido perdón por diferentes razones su esposa Hillary, secretaria de Estado de EU.

Al mundo, porque la crisis económica se originó en Estados Unidos; a once líderes mundiales, por las filtraciones de documentos que los incumben.

Y a los guatemaltecos, por “el acto antiético” del gobierno de su país al haberles inoculado durante doce años, intencionalmente y como experimento, sífilis, gonorrea y otras enfermedades sexuales.

“Lamentamos profundamente que esto haya sucedido y ofrecemos nuestras disculpas a todas las personas que resultaron afectadas por esas abominables prácticas de investigación”, dijo.

Pidió perdón a los desposeídos y marginados, José López Portillo cuando al tomar posesión como presidente el primero de diciembre de 1976, habló del desastre económico que dejó la administración de Luis Echeverría, de la que él fue secretario de Hacienda.

Y seis años después, en su último Informe de Gobierno, ya no pidió perdón sino que lloró en plena ceremonia, por dejarlos igual o peor.

 

 

http://www.forumenlinea.com/portal/

http://www.forumenlinea.com/portal/index.php?option=com_content&view=article&id=46&Itemid=56

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 11 de junio de 2012 por en Noticias y política, Seguridad e inseguridad.

CHECA MÁS NOTAS AQUÍ….

junio 2012
D L M X J V S
« May   Jul »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
A %d blogueros les gusta esto: